HomeMamíferosRoedores y micromamíferos → Musgaño patiblanco (Neomys fodiens)

Musgaño patiblanco
Neomys fodiens

por Jano Creaciois
Esta especie aún no tiene imágenes.
¿Tienes imágenes que quieras donar?

Descripción

El musgaño patiblanco, también conocido como musaraña acuática, es un pequeño mamífero insectívoro muy similar al musgaño de Cabrera (Neomys anomalus).

Su aspecto es de ratón con el hocico muy alargado y el pelo sedoso y brillante. La cabeza y el cuerpo son redondeados, con las orejas recubiertas por el pelo y unos pequeños ojos de color azul. La cola es larga, y en la parte inferior presenta unos pelos rígidos de unos 3 ó 4 mm. de longitud.

El color de la espalda es gris pizarra oscuro, volviéndose durante el periodo invernal algo más claro. El vientre es de un color blanco sucio, y a la altura de los costados, está perfectamente delimitado del color de la espalda.

Tiene los 4 pies de un tamaño similar, presentando en los dedos unos pelos tiesos de color blanco.

El cuerpo y la cabeza del musgaño patiblanco mide entre 6,2 y 9,6 cm., mientras que la cola varía entre los 4,6 y los 7,7 cm. de longitud. El peso medio de los machos ronda los 12 gramos y el de las hembras sobre 10.

Posee un total de 30 piezas dentales, las cuales tienen las puntas coloreadas de rojo. En la mandíbula superior presenta 6 incisivos, 2 colmillos, 4 premolares y 6 muelas, y en la inferior 2 incisivos, 2 colmillos, 2 premolares y otras 6 muelas.

Este musgaño tiene una esperanza de vida de entre 14 y 19 meses, finalizando normalmente su vida en el transcurso de su segundo otoño.

El ano y el conducto urogenital terminan unidos formando una única cloaca. Las hembras tienen 5 pares de glándulas mamarias.

Hábitat y distribución

Su hábitat es muy variado, encontrándosele en todas partes, siempre cercano a masas de aguas claras, bien oxigenadas, con corrientes o remansos, frecuentemente en aguas tranquilas de media y alta montaña, a cuyas zonas húmedas se haya vinculado.

Se adapta a la vida desde casi el nivel del mar hasta por lo menos los 1.400 metros de altitud.

En España, su distribución se limita a una estrecha franja del norte Peninsular, que abarca desde los Pirineos hasta la zona oriental de Galicia, ocupando toda la Cordillera Cantábrica.

Está considerada como especie rara, y aparece recogida en el anexo III del Convenio de Berna, que hace hincapié en la necesidad de conservar sus biotipos.

El principal problema con que se encuentra este animal es la degradación de su hábitat debido principalmente a la contaminación de las masas de agua.

Reproducción

El periodo de reproducción de este animal se extiende desde el mes de abril hasta el de septiembre, pudiendo tener hasta 3 partos anuales.

La estación tiene una duración aproximada de 22 ó 24 días, tras los cuales nacen entre 3 y 8 crías que en el momento del parto pesan alrededor de 1 gramo. El periodo de lactancia se prolonga hasta los 27 o 37 días, saliéndole la dentadura cuando cuenten aproximadamente con 1 mes de vida.

El musgaño patiblanco será capaz de reproducirse al año siguiente de haber nacido.

Alimentación y costumbres

Se alimenta de crustáceos, insectos, moluscos, pequeños peces y sus puestas, larvas de anfibios, así como pajarillos, roedores, ranas y sapos, todos ellos de pequeño tamaño.

Se trata de un animal semiacuático, territorial, aunque con cierta tolerancia y solitario con excepción de la época reproductora.

Nada y bucea a la perfección, tiene un buen olfato que complementa con las vibrisas táctiles de que está provisto. Excava túneles y madrigueras, las cuales constan de salidas tanto en tierra como debajo del agua. Puede trepar también sin dificultad.

No tiene periodo de hibernación, permaneciendo activa durante todo el año, presentando periodos de actividad durante las 24 horas del día, si bien esta actividad se ve incrementada durante las horas crepusculares y las nocturnas.

Posee una saliva con elementos neurotóxicos, que afecta principalmente a los invertebrados, siendo totalmente inofensiva para el hombre.

Realiza una serie de inmersiones consecutivas en el mismo lugar.

Las huellas son muy difíciles de encontrar, marcando 5 dedos tanto en las de delante como en las de atrás, apareciendo éstos muy separados y el rastro de la cola tiene forma sinuosa.

Entre los animales que se alimentan de este musgaño, nos encontramos con las rapaces nocturnas, la marta y la nutria entre otros.

 

Suscríbete a nuestra RSS  Suscripción a las novedades mediante RSS

Suscripción por correo-e:

Gracias a FeedBurner
Servidor monitorizado:
Servidor monitorizado por Minos TN