InicioMamíferosRoedores y micromamíferos › Castor europeo (Castor fiber)
Vídeo

Castor europeo
Castor fiber

Características

Castor europeo (Castor fiber)
Foto: Mammalwatcher en Wikipedia
Castor nadando

Es el mayor roedor europeo, con una longitud de hasta 90 centímetros, unos 35 de los cuales corresponden a la cola. Su peso está entre los 15 y los 30 kilos.

Su cola, ancha, plana y cubierta de una piel escamosa, y que es uno de sus rasgos principales, le sirve como timón y para impulsarse en el agua. Para la natación también utiliza los dedos palmeados de sus patas traseras.

Tiene un hocico apuntado y prominente, con fosas nasales obturables para facilitar la inmersión, y unas orejas cortas y redondeadas que también se cierran gracias a unas válvulas para que no entre el agua. Disponen también de párpados transparentes que protegen sus ojos durante el buceo. De esta forma puede permanecer hasta 15 minutos bajo el agua.

El rasgo más sobresaliente de su cara son sus incisivos, que permanecen fuera de la boca cuando ésta está cerrada. Ello le permite roer bajo el agua. Estos incisivos crecen continuamente a lo largo de su vida, para contrarrestar el desgaste.

En las manos cuenta con un dedo oponible, lo que le permite agarrar troncos y ramas.

La piel del castor es espesa e impermeable, de color marrón rojizo, más claro en el vientre, perfectamente adaptada a la vida acuática y al frío. Estas características supusieron también la persecución de la especie en todos sitios, hasta su práctica extinción, por su aprovechamiento para peletería.

Sus glándulas anales segregan una sustancia parecida al almizcle llamada castóreo, considerada medicinal en la farmacopea tradicional.

Vive de 15 a 20 años.

Hábitat

Castor europeo (Castor fiber)
Foto: B.gliwa en Wikipedia
Madriguera de castor, hecha por acumulación de restos de madera en la ribera de un río

Vive en la ribera de ríos con cierto caudal, aguas lentas y abundancia de árboles con los que alimentarse y construir sus refugios. Su territorio se interna apenas unas decenas de metros en tierra firme y lo delimita mediante la construcción de un montículo de tierra que marca con la secreción de sus glándulas anales.

Es uno de los animales que más claramente modifica el entorno en el que vive, creando y manteniendo diques para regular el nivel del agua de los ríos en los que habita de forma que sus madrigueras permanecen protegidas de depredadores. Para ello extrae barro del fondo, que apelmaza y transporta para colocar como soporte a troncos y ramas. Estos diques están en continua reparación para evitar fugas. Podemos decir por tanto que el castor es un gran arquitecto con una enorme capacidad de manipulación de los materiales de que dispone.

Sus hábitos le sitúan en continuo conflicto con los intereses humanos, al derribar árboles de plantaciones forestales o frutales, pero lo cierto es que su actividad constructiva es fundamental por su importante función ecológica, ya que contribuye a reducir la erosión de los márgenes de los ríos y a evitar riadas e inundaciones.

Construye su madriguera tanto en el centro del cauce del río como en su orilla. Son cabañas construidas por ramas y troncos a las que se accede por uno o varios túneles que siempre son subacuáticos. Para permitir la circulación del aire la madriguera cuenta con aberturas de ventilación.

En España fue exterminado durante el siglo XIX, debido a la explotación de su piel, su carne y sus glándulas anales, y al conflicto con los intereses humanos, por la destrucción de árboles en las riberas de los ríos.

En 2003 fueron irregularmente reintroducidos 18 ejemplares, procedentes de Alemania, en la cuenca del Ebro. Tras confirmarse su presencia, las autoridades regionales de La Rioja, Navarra y Aragón intentaron, sin éxito, acabar con esa población. Actualmente el castor europeo está considerado por la Unión Europea como renaturalizado en España y por tanto cuenta con la protección estricta de ser una especie en peligro de extinción y que tiene la consideración de especie clave (keystone species) en los ríos la Unión Europea.

Reproducción

Vive en grupos familiares compuestos por una pareja monógama y varias crías.

El castor alcanza su madurez sexual a los tres o cuatro años. Tiene el celo entre los meses de febrero y marzo y es desde este mes hasta junio cuando gesta su camada anual, que comprende de dos a cuatro crías.

La lactancia dura aproximadamente dos meses y a finales de julio y durante agosto las crías empiezan a explorar su entorno y a aprender de sus padres cómo alimentarse y construir diques y refugios. Para ello permanecerán junto a la familia hasta los dos años de edad, cuando se independizarán.

Alimentación y costumbres

Se alimenta casi exclusivamente de la corteza de árboles de ribera, como sauces y abedules.

Es de hábitos nocturnos y no hiberna, pero durante el invierno tampoco suele abandonar su madriguera, porque puede alimentarse gracias a ramas almacenadas bajo el agua y a las reservas grasas almacenadas en su cola.

Para comunicarse utiliza lenguaje postural y algunas voces, aunque también hace uso intensivo de su cola, que golpea contra el agua para avisar al resto del grupo de existencia de peligros.

Vídeo

Mantente informado/a

Las especies de Fauna Ibérica llegan volando a tu buzón todos los meses. Más información sobre nuestro boletín

Email

 

COMPARTE FAUNA IBÉRICA

Servidor monitorizado por:
Servidor monitorizado por Minos TN