HomeMamíferosRoedores y micromamíferos → Musaraña enana (Sorex minutus)

Musaraña enana
Sorex minutus

por Jano Creaciois

Descripción

Musaraña enana sobre la arena
Foto: Juan A. Freitas Berbel
Musaraña enana sobre la arena
Es una de las más pequeñas musarañas de su familia, de aspecto similar a los ejemplares jóvenes de la Musaraña colicuadrada (Sorex araneus).

Los ojos y la punta de las orejas se aprecian entre el pelo, el hocico es largo y muy móvil, provisto de unos pelillos táctiles. Las hembras están provistas de 3 pares de glándulas mamarias.

El color de su espalda es de color pardo oscuro, más oscuro en los ejemplares jóvenes. Su vientre es blanco sucio o grisáceo, y se va degradando según avanza hacia los costados. Los pies son de color blanquecino y la cola es más clara por la parte inferior, y a partir del segundo año de vida, se queda casi sin pelo. Durante el invierno su coloración se vuelve más grisácea.

Su longitud varía entre 4,1 y 7,1 cm., a lo que hay que incluir su cola, que aproximadamente mide entre 3,1 y 4,7 cm., lo que representa unas 3/4 partes de la longitud de la cabeza y el cuerpo juntos. El peso medio de los adultos en Galicia es aproximadamente unos 3,5 gramos.

La Musaraña enana tiene una esperanza de vida de poco más de 1 año.

Posee un total de 32 piezas dentales, las cuales tienen la punta coloreada de rojo, presentando en la mandíbula superior 6 incisivos, 2 colmillos, 6 premolares y 6 muelas, mientras que en la inferior tiene 2 incisivos, 2 colmillos, 2 premolares y 6 muelas.

Hábitat y distribución

Sus hábitats son eminentemente húmedos, con hierba abundante, mantos de musgo, etc., recurriendo a la vida en las cercanías de las corrientes de agua, cuando ésta escasea en otros lugares.

Ocupa también prados de montaña, tojales, y aunque en menos cantidad, bosques de árboles caducifolios y de coníferas.

Dentro de España se le encuentra en el norte, noroeste y las sierras centrales.

La Musaraña enana no se encuentra amenazada según ICONA. El convenio de Berna la recoge en su capítulo III, con lo cual su supervivencia podría verse amenazada de no adoptarse especiales precauciones.

Reproducción

Normalmente tiene 3 camadas anuales.

El periodo de actividad sexual se inicia entre marzo y abril, y se alarga hasta el mes de octubre o el de noviembre.

Tras haberse producido la cópula, se producirá un periodo de gestación que se calcula que dura unos 22 días, en los cuales la hembra construirá un nido de forma esférica en alguna cavidad natural, entre rocas, árboles caídos, bajo raíces, en madrigueras excavadas o entre la espesa vegetación.

Finalizado este periodo, la hembra dará a luz, generalmente sobre el mes de mayo, entre 2 y 8 crías, siendo frecuente que el número sea de 6.

Estas crías nacen sin pelo y con los ojos cerrados, con un peso de unos 0,25 gramos, y a los 15 días se habrán convertido en 2,5 gramos. Continuarán mamando unos 22 días, y alcanzarán la madurez sexual a la primavera siguiente.

Las crías siguen a la madre en fila india, sujetandose a la cola del ejemplar de delante, formando una especie de caravana o tren típico muy característico y común a todas las especies pertenecientes a la familia de los sorícidos.

Alimentación y costumbres

Captura insectos, crustáceos, miriápodos y a veces otros micromamíferos, incluyendo a sus congéneres, pudiendo capturar otras presas grandes en relación a su tamaño, cadáveres de otros animales o materia vegetal.

Es de costumbres diurnas y crepusculares, volviéndose más diurna con la llegada de la estación reproductora, alternando los periodos de actividad con los de descanso, permaneciendo activos durante todo el año, al no estar sujetos a periodo alguno de hibernación o estivación.

Se trata de una especie rápida que sabe nadar y trepar con destreza. No suele excavar, soliendo utilizar sendas ya hechas por otros animales. Suele desplazarse a la carrera.

Las huellas de la Musaraña enana, que son muy difíciles de encontrar debido a su pequeño tamaño y su escaso peso, presentan las marcas de sus 5 dedos en las 4 patas, muy abiertos y la cola puede dejar un rastro sinuoso. Miden entre 0,5 y 1 cm. Sus excrementos, generalmente muy oscuros o negros, suelen tener forma alargada, con los extremos afilados y pueden medir entre 2 y 4 mm. de longitud por 1 ó 2 mm de diámetro; en ellos se pueden apreciar restos de quitina de insectos, y su ubicación suele estar en lugares discretos.

Entre los animales que se alimentan de esta especie tenemos a las aves rapaces, los pequeños mamíferos carnívoros (turón, marta, comadreja, etc.), ofidios, el gato montés, el zorro, etc.

Libros

 

Suscríbete a nuestra RSS  Suscripción a las novedades mediante RSS

Suscripción por correo-e:

Gracias a FeedBurner
Servidor monitorizado:
Servidor monitorizado por Minos TN