HomeMamíferosRoedores y micromamíferos → Musaraña campesina (Crocidura suaveolens)

Musaraña campesina
Crocidura suaveolens

por Jano Creaciois
Esta especie aún no tiene imágenes.
¿Tienes imágenes que quieras donar?

Descripción

La musaraña campesina es un animal muy similar a la musaraña común (Crocidura russula), pudiéndose diferenciar únicamente a través de un minucioso examen de su dentición.

Su hocico tiene una prolongación de forma puntiaguda y los ojos son pequeños. Su pelaje es corto, muy denso y aterciopelado. Las orejas sobresalen claramente del pelaje. La cola es tan larga como la mitad de la longitud de la cabeza más el cuerpo y tiene una serie de pelos largos, distribuidos irregularmente, los cuales sobresalen del resto.

El color de su espalda puede ser gris amarronado, pardo o pardo rojizo, y por los costados el color se va degradando hasta llegar al vientre que es color gris, con un ligero tinte amarillento. Los adultos durante el invierno tienen el pelo un poco más grueso y largo, y durante la primavera el color del vientre se torna más claro.

La longitud de la cabeza más el cuerpo varía entre 5 y 7 cm., y la de su cola entre 2,8 y 4,9 centímetros. Su peso varía entre 2,5 y 6 gramos, con una media de 3,6 gr.

Posee un total de 28 piezas dentales totalmente blancas, presentando en la mandíbula superior 6 incisivos, 2 colmillos, 2 premolares y 6 muelas, y en la mandíbula inferior, 2 incisivos, 4 premolares y 6 muelas, no poseyendo ningún colmillo.

Hábitat y distribución

Requiere lugares con fuerte vegetación como son los montes de matorral bajo, bosques con buena vegetación, etc.

Se adapta a vivir desde el nivel del mar hasta por lo menos los 1.000 metros de altitud.

Dentro de España se le encuentra en la cornisa cantábrica, , Galicia y al sur de la provincia de Huelva. En las Islas sólo está presente en la de Menorca.

Esta especie no se encuentra entre las protegidas por I.C.O.N.A. pero sí se encuentra incluida en el capítulo III del Convenio de Berna, según el cual de no tomarse medidas para su conservación podría verse afectada su supervivencia.

Reproducción

El periodo de reproducción puede tener lugar desde mediados del invierno hasta principios del otoño, siendo común que lo finalicen a finales del verano.

La hembra, tras un periodo de gestación de unos 28 días, tiene unos de los 3 ó 4 partos anuales, del que nacen entre 1 y 6 crías.

Los pequeños al nacer pesan 0,6 gramos, están sin pelo, sin dentadura y con los ojos cerrados, por lo que son totalmente indefensas. Transcurridos unos 8 días, ya se les ve adoptar el comportamiento típico de la caravana, en el que se colocan en fila india detrás de la madre y se muerden la base de la cola para unirse al de delante y así poderse desplazar toda la familia junta y evitar pérdidas y peligros. A partir del 9º día ya tienen completado el pelaje y al 10º abrirán los ojos. Pasadas 2 semanas comienzan a ingerir alimentos sólidos, si bien continuarán mamando otra semana más.

Alimentación y costumbres

Este animal comienza a ingerir la presa por la cabeza.

La base de su alimentación son los invertebrados, insectos y sus larvas, caracoles, arañas, etc. aunque no desaprovecha pequeños vertebrados como lagartijas, rana y pequeños roedores.

Este animal permanece activo día y noche, alternando los periodos de actividad, que se incrementan a primera hora de la mañana y a media tarde, con otros de descanso.

Se mueve ágilmente y es muy rápida, trepando fácilmente con ayuda de su cola.

Construye pasadizos entre las hojas caídas del suelo.

Entre los animales que se alimentan de la musaraña campesina nos encontramos con las aves de presa, especialmente las nocturnas, el zorro, el gato montés, la gineta, la garduña, el turón, la comadreja, etc.

La Musaraña común emite una serie de gorjeos cuando se dedica a explorar o en momentos de leve tensión, pasando a emitir un fuerte chillido en caso de peligro.

Las huellas son difíciles de observar. Los 5 dedos de las cuatro patas dejan huellas separadas, y la cola deja un rastro sinuoso.

Los excrementos son muy oscuros o negros, alargados con los extremos afilados y miden entre 2 y 4 mm de largo por 1 ó 2 de grueso. Suelen estar compuestos por restos de insectos y son depositados sobre piedras o entre la vegetación.

Libros

 

Suscríbete a nuestra RSS  Suscripción a las novedades mediante RSS

Suscripción por correo-e:

Gracias a FeedBurner
Servidor monitorizado:
Servidor monitorizado por Minos TN