HomeMamíferosRoedores y micromamíferos → Musaraña de Millet (Sorex coronatus)

Musaraña de Millet
Sorex coronatus

por Jano Creaciois
Esta especie aún no tiene imágenes.
¿Tienes imágenes que quieras donar?

Descripción

Se trata de un pequeño mamífero perteneciente a la familia de los sorícidos.

Los ojos y la punta de las orejas se hacen visibles entre el pelo. Su hocico es largo, muy móvil, y está provisto de unos pelillos en los que reside el sentido del tacto. La cola de los adultos va perdiendo pelo progresivamente hasta quedar práctica mente desnuda.

Su tamaño es ligeramente inferior al de la Musaraña Colicuadrada (Sorex Araneus), midiendo la cabeza junto con el cuerpo entre 6,7 y 7,6 cm., a lo que hay que añadir su cola de entre 4,3 y 4,9 cm. Esta Musaraña tiene un peso que varía entre 6 y 10 gr.

El color de la espalda suele ser pardo oscuro, con los costados más claros. Su vientre está bien diferenciado, y es de un color pardo claro o gris.

Las hembras de la Musaraña de Millet presentan un total de 6 glándulas mamarias.

Su dentadura consta de un total de 32 piezas dentarias, cuyas puntas se encuentran coloreadas de rojo. En la mandíbula superior presenta 6 incisivos, 2 colmillos, 6 premolares y 6 muelas, y en la inferior, 2 incisivos, 2 colmillos, 2 premolares y 6 muelas.

Hábitat y distribución

Habita zonas con cobertura vegetal y un buen grado de humedad sea cual sea su orientación, como prados de hierba alta, setos, bosques húmedos, monte bajo, brezos y pedregales, zonas de río, etc.

El nido es de forma redondeada y suele estar formado por hierba, y situado entre la vegetación o en agujeros sitos en el suelo.

Se adapta a la vida desde el nivel del mar hasta por lo menos los 1.600 metros de altitud.

Su distribución dentro de España está todavía sin determinar, ocupando una franja al norte que iría desde el Pirineo Occidental, hasta la localidad de Villalba (Lugo), como prolongación de la Cordillera cantábrica, no estando limitados por el momento los límites sur de su distribución.

No es una especie amenazada según ICONA, sin embargo aparece en el capítulo III del Convenio de Berna, por el que deberían adoptarse medidas de protección ya que de no ser así se vería amenazada su existencia.

Reproducción

El celo podría comenzar a partir del mes de febrero, continuando la estación reproductora hasta el mes de septiembre. Durante este periodo, el macho sujeta a la hembra mordiéndola en el cuello mientras realiza la cópula. Es de destacar que la hembra se encuentra receptiva solamente 24 horas.

El número de camadas anuales varía entre 3 y 4, que tendrían lugar tras un periodo de gestación estimado entre 13 y 19 días.

Normalmente nacerán unas 6 crías por parto, pudiendo variar entre 1 y 10 crías. Éstas nacen sin pelo y con los ojos cerrados, pesando unos 0,5 gramos. Pasados unos 18 días, abrirán por primera vez sus ojos, alcanzando un peso de casi 7 gramos y continuarán mamando hasta transcurridos 22 días desde su nacimiento, para independizarse a las pocas semanas.

Las hembras nacidas a principio de temporada podrían criar ese mismo año, aunque lo normal es que lo hagan al año siguiente.

Es de destacar un comportamiento común a todos los sorícidos, que consiste en que la las crías siguen a la madre en fila india, sujetándose unos a otros para formar una especie de tren o caravana, lo que facilita a la madre enormemente su transporte de un lugar a otro.

Alimentación y costumbres

Son muy voraces, pudiendo consumir diariamente alimentos equivalentes a las 3/4 partes de su peso, y las hembras lactantes hasta 1,5 veces su peso.

La alimentación consta de invertebrados, como son lombrices de tierra, caracoles, ciempiés, escarabajos, también carroña y esporádicamente roedores de tamaño inferior al suyo y semillas.

Está activa durante todo el año, ya que no está sujeta a periodos estacionales de reposo, y aunque presenta mayor actividad durante la noche, está activa las 24 horas del día, alternando largos periodos de actividad con cortos descansos. Se ha detectado durante el invierno un predominio de la vida subterránea.

Es una especie rápida, y aunque los sentidos de la vista, oído y olfato son mediocres, tiene muy desarrollado el del tacto, y no cesa de recoger información a través de su hocico móvil.

Es una buena trepadora, y a pesar de poder excavar sus propias galerías, utiliza con frecuencia los túneles construídos por otros animales.

La Musaraña de Millet, es un animal solitario y territorial, con excepción de la época reproductiva, y suele tener un comportamiento agresivo con sus congéneres.

Entre los animales que se alimentan de esta Musaraña encontramos al zorro, la gineta, la marta, la garduña, las Víboras, e incluso algunos peces.

Su principal medio de defensa es segregar una sustancia por medio de unas glándulas anales, con un fuerte olor que muchas veces evita que sea devorada, pero aún así es fácil encontrarla muerta en caminos ya que ese olor evita que sea comida, pero no eliminada.

 

Suscríbete a nuestra RSS  Suscripción a las novedades mediante RSS

Suscripción por correo-e:

Gracias a FeedBurner
Servidor monitorizado:
Servidor monitorizado por Minos TN