HomeMamíferosRoedores y micromamíferos → Topillo campesino (Microtus arvalis)

Topillo campesino
Microtus arvalis

Descripción

Foto: Ferran Pestaña, en Flickr.
Topillo campesino (Microtus arvalis).

Roedor de pequeño tamano y cola corta, presente principalmente en campos de cultivo, prefiriendo los campos de regadío.

Su espalda es de color pardo y su vientre de color gris. Mide alrededor de 10 cm, y pesa unos 30 gr.

El Topillo campesino ha aparecido en noticias en años recientes, debido a las explosiones demográficas cíclicas que experimentan sus poblaciones de la Cuenca del Duero, donde produce importantes daños a las cosechas, especialmente en campos de regadío, de remolacha, alfalfa y girasol.

Es una presa habitual de cualquier carnívoro, como zorros, garzas, pequeños carnívoros, rapaces o córvidos. Por esta razón es importante el mantenimiento de las poblaciones de sus depredadores, para favorecer el control natural de sus poblaciones.

Hábitat y distribución

Habita en campos de cultivo, en praderas, en cunetas y en lindes de propiedades.

Hace décadas esta especie en concreto estaba presente sólo en la Cordillera Cantábrica, pero actualmente, se ha extendido por toda la cuenta del Duero. Se encuentra también presente en Pirineos.

Otras especies de topillos presentes en la Península Ibérica son:

Vive en colonias, en madrigueras bien visible en los campos de cultivo, con varias entradas unidas en superficie por caminos estrechos fácilmente distinguibles. No produce levantamiento de la tierra, como sí hacen los topos. Las entradas están unidas subterráneamente por galerías, que conducen a un nido esférico a una profundidad de entre 20 y 30 cm., y suelen contener almacenes de comida.

Reproducción

Foto: Arturo, en Flickr.
El Topillo campesino se convierte periódicamente en una plaga.

Se reproducen durante todo el año, aunque en el Pirineo se ha observado estacionalidad reproductiva. Las hembras paren tras tres semanas de gestación, en un número de entre dos y once crías. La madurez sexual se alcanza en un mes en el caso de las hembras y en dos meses en el caso de los machos.

Sus explosiones demográficas, que causan plagas, ha sido relacionada por algunos autores con el aumento notable en los últimos años de la superfície de cultivos de regadío en el Duero y con los ciclos depredador-presa.

Las lluvias otoñales intensas parecen perjudicar la reproducción del topillo.

Mientras que en una situación de población estabilizada la densidad de topillos por hectárea es de unos 5 a 10 individuos, durante los periodos de explosión de población se han contabilizado 1.200 individuos por hectárea.

Wikipedia en Español contiene un excelente artículo sobre la Plaga de Topillos campesinos en Castilla y León durante 2007.

Alimentación y costumbres

Come todo tipo de vegetales a su alcance, excepto los que le resultan tóxicos, como es el caso del estramonio. Tienen una predilección por los campos de alfalfa.

Se come las remolachas dentro de la tierra, produciendo la podredumbre de la raiz y su pérdida; también roe los tallos de planta de girasol, causando el tumbado de la planta.

Es tanto nocturno como diurno, alternando periodos de actividad y reposo de unas 2 ó 3 horas.

Es conocido que la quema de rastrojos es inútil como medida de control de sus poblaciones, puesto que sus madrigueras son más profundas que los 10 cm. de suelo en los que se refleja el aumento de temperatura producido por el fuego. Los individuos supervivientes simplemente emigran al campo más cercano al haberse agotado los recursos en el campo quemado.

Así mismo, los topillos son capaces de advertir que un campo se está arando, desplazarse fuera del campo a una linde o una cuneta, y esperar a que se termine la labor para asentarse de nuevo.

Libros

 

Suscríbete a nuestra RSS  Suscripción a las novedades mediante RSS

Suscripción por correo-e:

Gracias a FeedBurner
Servidor monitorizado:
Servidor monitorizado por Minos TN