InicioAnfibios y ReptilesAnfibios › Sapo corredor (Epidalea calamita, Bufo calamita)
Vídeo

Sapo corredor
Epidalea calamita, Bufo calamita

Características

Sapo corredor (Epidalea calamita, Bufo calamita)
Foto: Luis Fernández García en Wikipedia
Sapo corredor (Epidalea calamita, Bufo calamita)

El sapo corredor tiene el cuerpo rechoncho, hocico corto y patas traseras más largas en los machos que en las hembras. Puede alcanzar los nueve centímetros de longitud. Las hembras son algo mayores que los machos.

El color de su espalda varía entre el gris claro y el amarillo verdoso, con manchas de color verde y grandes verrugas de colores variables entre el verde y el teja. Casi siempre tienen una línea amarilla a lo largo del dorso. Su vientre es blanco con manchas negras. Machos y hembras se distinguen por el color de su garganta, que en las hembras es blanca y en el macho es violeta-azulado.

Sus ojos son de color amarillo con pequeñas manchas negras y una gran pupila ovalada en horizontal.

Hábitat

Se encuentra en toda la Península Ibérica, raramente en la Cordillera Cantábrica y Pirineos, pero no está presente en las Islas Baleares.

Vive en pedregales y zonas arenosas, cultivos, montañas, incluida la costa, aunque para la reproducción requiere de zonas húmedas de agua dulce y poco profundas. De hecho su nombre específico (calamita) proviene del latín calamus, que significa caña, por la vegetación que suele estar presente en sus zonas favoritas de reproducción.

Es una especie sensible a la contaminación de las aguas por productos fitosanitarios. También es propensa a sufrir atropellos.

Reproducción

Sapo corredor (Epidalea calamita, Bufo calamita)
Foto: Lies Van Rompaey en Wikipedia
Puesta de huevos de sapo corredor (Epidalea calamita, Bufo calamita)

En abril y mayo tienen lugar grandes reuniones de individuos para la reproducción. Pueden oírse entonces las potentes llamadas de los machos, que alcanzan distancias de hasta dos kilómetros. Su actividad reproductiva está vinculada a la temperatura y precipitaciones en los días previos, pero disfruta de una temporada reproductiva larga, gracias a su tolerancia a diferentes condiciones ambientales.

Tras diez o doce horas de cópula realizan una puesta que consiste en un largo rosario doble de entre 1.000 y 11.000 huevos de color negro en el fondo de aguas someras de charcas y estanques. Después de dos meses nacen los renacuajos, negros y pequeños, que se desarrollan rápidamente alimentándose de algas.

Las hembras pueden recorrer dos kilómetros y medio para llegar a las áreas de reproducción, mientras que los machos sólo algo más de un kilómetro.

Alimentación y costumbres

Su alimento favorito son diversas especies de escarabajos y otros invertebrados, como arácnidos y hormigas.

Aunque no salta, tiene unos andares rápidos y es buen trepador.

Es de hábitos nocturnos; durante el día permanece escondido enterrado en la arena o bajo las piedras, hasta 20 centímetros de profundidad.

Pasan el invierno también bajo la arena y las piedras, en hibernación.

Es depredado por gran variedad de especies, entre ellas culebras, aves desde gorriones hasta milanos y mamíferos, como mustélidos, erizos o ratas.

Curiosidades

Vídeo

Mantente informado/a

Las especies de Fauna Ibérica llegan volando a tu buzón todos los meses. Más información sobre nuestro boletín

Email

 

COMPARTE FAUNA IBÉRICA

Servidor monitorizado por:
Servidor monitorizado por Minos TN