InicioMamíferosPequeños carnívoros › Tejón (Meles meles)
Vídeo

Tejón
Meles meles

Descripción

Tejón (Meles meles)
Foto: Trond Sætre Stegarud en Wikipedia
Tejón (Meles meles)

Con el cuerpo muy ancho, el tejón es uno de los mustélidos de mayor tamaño. Tiene una longitud de 65 a 100 cm y un peso de 10 a 16 kg (con una diferencia de 2 kg entre el máximo de otoño y el mínimo de primavera-verano); es del tamaño de un perro mediano aunque con las patas más cortas.

De constitución potente, su cabeza es triangular y el cuello es relativamente corto, así como la cola. El hocico, que emplea para escarbar, es prolongado. Los ojos son pequeños al igual que las orejas. Éstas están orientadas hacia los lados y hacia atrás.

Las patas son muy fuertes y robustas, con cinco dedos en cada una y la planta almohadillada. Son semiplantígrados, con uñas largas y fuertes que quedan impresionadas en la huella de manera muy característica.

La piel es muy gruesa y resistente, cubierta de un denso pelaje grisáceo. La coloración de la cabeza es semejante al dorso pero con anchas bandas blancas longitudinales. Tanto las partes inferiores como las patas son negras.

Hábitat y distribución

Tejón (Meles meles)
Foto: Carlos Sanz
Pareja de tejones buscando comida

Preferentemente habita bosques caducifolios y mixtos y raramente en cultivos o pastos. También aparece en monte bajo, páramos, brezales, piornales, etc. En las montañas vive hasta los 2.000 m.

Se distribuye por toda la Península Ibérica, aunque sus poblaciones se están reduciendo últimamente.

Está incluido en el anexo III del Convenio de Berna, que incluye especies cuya supervivencia puede verse amenazada de no adoptarse especiales precauciones. Aunque se desconoce con precisión cuál puede ser la situación de conservación del tejón en España, sí que se sabe el fuerte impacto que tiene el tráfico sobre este mustélido, así como lo nocivos que resultan los lazos, por lo que no resulta extraño encontrar un tejón atropellado o ahogado en un lazo metálico. La habilitación de pasos específicos para la fauna en las infraestructuras viales y el control del furtivismo son dos objetivos a alcanzar para controlar las altas tasas de mortalidad de tejones y favorecer el buen estado de conservación de sus poblaciones.

Reproducción

El macho y la hembra dominantes constituyen la base de la colonia y son por lo general la única pareja que se reproduce. El tejón forma parejas duraderas. Antes de aparearse, el macho ronronea y acaricia a la hembra, algo desinteresada, y tras ello el macho la monta al igual que lo hacen los perros. La cópula puede durar entre 2 a 90 minutos, apareándose todo el año, si bien el celo se produce entre marzo y agosto. Sólo paren una camada anual.

La gestación dura unos 65 días. Alumbran entre dos y tres crías, que nacen en un nido subterráneo (entre 18 y 20°C de temperatura interior).

Las crías nacen ciegas y prácticamente desnudas, y se independizan a los 6 meses de vida.

Alimentación y costumbres

El tejón es omnívoro, por lo que come desde animales a vegetales: mamíferos pequeños, insectos, lombrices, raíces, frutos, cereales, plantas verdes, etc.

Es un animal con los sentidos del olfato y el oído muy bien desarrollados. Es capaz de emitir hasta trece sonidos diferentes según su situación o grado de excitación. Trepa y nada bien sin estar adaptado. Cuando olfatea a ras del suelo suele escarbar con su hocico, resoplando luego para limpiar las vías nasales.

Tejón (Meles meles)
Foto: Carlos Sanz
Mano de tejón y huellas, con la huella de la pata trasera superponiéndose a la de la delantera

Es de vida nocturna, aunque con mucha luna no suele salir de su tejonera.

Aunque suele cazar en solitario por la noche, es una especie muy social, existiendo una profunda comunicación entre los individuos de la colonia (2 a 12 animales). Con sus secreciones suelen marcar el territorio, aunque en caso de peligro pueden expulsar violentamente una secreción anal contra su agresor. Sus madrigueras subterráneas son conocidas como tejoneras o cados, y suelen constar de 3 a 10 entradas para acceder a un complicado laberinto de galerías y cámaras cuidadosamente tapizadas.

Deposita sus excrementos en pequeñas oquedades que él mismo escarba en el suelo, denominadas letrinas, que no cubren con tierra y que sirven como marca territorial.

Los tejones son animales altamente territoriales, y se muestran muy agresivos hacia los miembros ajenos a su colonia.

Vídeo

Mantente informado/a

Las especies de Fauna Ibérica llegan volando a tu buzón todos los meses. Más información sobre nuestro boletín

Email

 

COMPARTE FAUNA IBÉRICA

Servidor monitorizado por:
Servidor monitorizado por Minos TN