InicioAvesRapaces › Halcón peregrino (Falco peregrinus)
Vídeo

Halcón peregrino
Falco peregrinus

Características

Halcón peregrino (Falco peregrinus)
Foto: Carlos Delgado en Wikipedia
Halcón peregrino (Falco peregrinus)

El halcón peregrino, también conocido como halcón común, es una rapaz de tamaño mediano, de unos 45 centímetros de longitud y una envergadura alar de 90-100 centímetros.

Su aspecto, y en especial sus «bigoteras» oscuras a los lado de su cabeza, lo hacen fácilmente identificable.

Su color dorsal es característicamente gris oscuro, en varios tonos, con su pecho y pantalones y de color blanco y líneas horizontales en gris. Los subadultos propenden a tener un color más pardo.

Como suele ocurrir con los halcones, la forma de sus alas extendidas durante el vuelo es puntiaguda, y su cola es recta, en forma casi de rectángulo.

Hábitat

Se le puede encontrar en una gran variedad de hábitats, desde zonas costeras hasta las grandes ciudades. Evita los bosques cerrados, pero aparte de esto se le puede encontrar casi en cualquier tipo de territorio mientras exista abundancia de otras aves que pueda cazar.

En nuestras latitudes no es una especie migratoria, a diferencia de lo que ocurre con las poblaciones del norte de Europa, que sí vuelan hacia el sur para pasar el invierno.

Reproducción

Halcón peregrino (Falco peregrinus)
Foto: Georges Lignier en Wikipedia
Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Cría de preferencia en paredes rocosas pero, si no encuentra un lugar apropiado, puede utilizar nidos abandonados de otras aves o hacer su nido en la parte alta de edificios, incluyendo terrazas.

Todos los años acuden a su misma área de cría.

Las puestas, que se producen en marzo, constan de tres o cuatro huevos, que serán incubados durante un mes. Tras la eclosión de los huevos los pollos permanecen otro mes en el nido, al cuidado de los padres.

Alimentación y costumbres

Debido a la variedad de sus hábitats sus presas son también muy diversas, tratándose de aves que pueden ir desde las paseriformes hasta pequeños córvidos, estorninos o aves acuáticas.

Su forma de cazar es característica: describe círculos a gran altura, a la espera de avistar su presa, momento en el cual se lanza a un picado espectacular, en el que puede llegar a una velocidad de unos 300 km/h. Cuando alcanza a su presa no la agarra, sino que la golpea con las garras, para que el impacto le aturda y le arranque parte de sus plumas. Una vez que la presa cae al suelo, el halcón se posa junto a ella y le rompe el cuello con su pico.

También, si el tamaño de la presa es adecuado, puede capturarla al vuelo, aventajándola en velocidad.

Curiosidades

Vídeo

Mantente informado/a

Las especies de Fauna Ibérica llegan volando a tu buzón todos los meses. Más información sobre nuestro boletín

Email

COMPARTE FAUNA IBÉRICA

Servidor monitorizado por:
Servidor monitorizado por Minos TN