Animales de España y Portugal: Especies, ecosistemas, artículos...
Suscríbete a nuestra RSS
 
¿Quiere ver aquí su publicidad?
HomeMamíferosRoedores y micromamíferos → Lirón gris (Glis glis)

Lirón gris
Glis glis

Vídeo

Descripción

Lirón gris (Glis glis)El lirón gris es un roedor de cola sumamente larga con pelo muy abundante en toda su longitud. Sus patas delanteras constan de cinco dedos, siendo el pulgar muy rudimentario, mientras que las traseras tienen cinco dedos normales. Es de color gris claro en el dorso, con pelos negruzcos que se entremezclan con el resto, y con el vientre blanco grisáceo. Carece, a diferencia del lirón careto, de la mancha a modo de antifaz en los ojos. Los ojos son de color negro intenso. La cola es casi tan larga como el cuerpo.

Su cabeza y cuerpo miden de 13 a 19 cm y la cola entre 11 y 15 cm. Pesa unos 190 g.

Hábitat

Vive en bosques caducifolios o mixtos, en los que predominen árboles adultos. Es frecuente también en las cercanías de granjas y menormente en parques. En montaña alcanza incluso los 2.000 m. Es una especie eminentemente forestal.

Distribución

El lirón gris se distribuye por todo el norte peninsular, desde el Pirineo Central a la Cordillera Cantábrica, estando prácticamente ausente de Galicia.

Reproducción

La cópula se lleva a cabo en verano. El período de gestación es de unos 30 días aproximadamente, tras el cual nacen de 7 a 8 crías que se alimentan de la madre durante 4 ó 5 semanas. Al cabo de ellas, los pequeños lirones grises abren ya los ojos y comienzan a tomar alimentación sólida. Al cabo de dos meses son capaces de vivir por sí solos.

Alimentación y costumbres

Lirón gris (Glis glis)Especie de hábitos crepusculares y nocturnos, es básicamente herbívora. Come hojas, yemas, cortezas, bayas, nueces, castañas, sámaras de arces, etc. Con la llegada del invierno se provee abundantemente de nueces y avellanas. En ciertas ocasiones se alimenta incluso de mariposas, y hasta huevos y polluelos de pájaros.

Escala con facilidad a los árboles, así como por muros y paredes rugosas. Antes de la hibernación, desde octubre a mayo, puede llegar a aumentar su peso considerablemente, llegando incluso a los 300 g. Come de modo incansable, acumulando gran cantidad de reservas. El invierno lo pasa en su madriguera, aletargado, sin ninguna actividad y consumiendo sus propias reservas. Por ello, al comenzar su nueva actividad en primavera, ha sufrido una considerable disminución de peso. Esto es debido a que la temperatura corporal normal (35ºC) se rebaja hasta 1ºC, con lo que el ritmo cardíaco disminuye sensiblemente. Entre respiro y respiro pueden transcurrir hasta 50 minutos.

Construye su nido con ramillas, musgos y hojas, aunque también puede llegar a hibernar recubriéndose de tierra simplemente en cualquier terreno.

Vídeo

Libros

 
 



RSSSuscripción a las novedades por RSS

Mail RSSSuscripción a las novedades por correo-e

Noticias

Fuente: Quercus 

La publi

Servidor monitorizado por Minos TN
 

Suscríbete a nuestra RSS  Suscripción a las novedades mediante RSS


Suscripción por correo-e:  
Gracias a FeedBurner