Animales de España y Portugal: Especies, ecosistemas, artículos...
Suscríbete a nuestra RSS
 
¿Quiere ver aquí su publicidad?
HomeAnfibios y ReptilesQuelonios → Galápago europeo (Emys orbicularis)

Galápago europeo
Emys orbicularis

Vídeo
por César Ayres

Galápago europeo (Emys orbicularis)El galápago europeo ( Emys orbicularis ) es una especie adaptada a la vida en todo tipo de masas y cauces de agua, pero preferentemente habita en aquellas de escasa corriente y vegetación abundante que le proporcione protección.

Estamos ante una especie de pequeño tamaño, alrededor de 20 cm., pero en algunas partes de su distribución puede llegar a rebasar los 30 cm. La coloración de su caparazón consiste en un color negro de fondo cubierto por dibujos radiales de color amarillo. Dentro de este esquema básico aparecen variaciones, con ejemplares con un fondo más claro y los dibujos radiales oscuros, así como individuos de transición entre ambos. Algunos autores llegan a caracterizar estas diferencias como variedades específicas de determinadas zonas. También varía el grado de coloración del plastrón, ya que puede ser clara, intermedia, o totalmente oscura. Según otros autores esto podría deberse a un dimorfismo sexual, adoptando las hembras una coloración más clara y los machos una más oscura, dependiendo también del grado de madurez sexual del ejemplar.

Su distribución abarca prácticamente toda la geografía europea, desde Rusia y Lituania hasta el Norte de Africa, pasando por Alemania y Francia, España y Portugal, la cuenca del Mediterráneo y algunas islas. Sin embargo pese a su amplia distribución sus poblaciones parecen estar en franco retroceso.

Esta especie tiene un crecimiento lento, y por ello tarda en alcanzar la madurez sexual. Dependiendo de las poblaciones se cree que los machos alcanzan la madurez a los 12-13 años, mientras que las hembras retrasan su madurez hasta los 18-20 años. En general, en la mayoría de las poblaciones las hembras son mayores que los machos, ya que al retrasar su madurez dedican más tiempo al crecimiento. Existe dimorfismo sexual, caracterizado por la forma ahuecada del plastrón y la mayor longitud de la cola en los machos para facilitar la cópula. El cortejo es difícil de presenciar, y no es muy complejo ya que el macho persigue incansablemente a la hembra hasta que consigue sujetarla y que se retire, facilitando la cópula. Posteriormente la hembra pone entre 3 y 18 huevos en un nido situado en una zona soleada y protegida, llegando a desplazarse hasta 600 metros para encontrar el lugar idóneo, esto conlleva un mayor riesgo de predación sobre las hembras, siendo esta una época crítica para su supervivencia.

Los huevos y los neonatos pueden llegar a sufrir pérdidas de hasta el 96 % por los ataques de los zorros, jabalíes y tejones. Generalmente se consideraba a esta especie como la clásica depredadora, que se alimenta de pequeños animales que conviven en su hábitat natural, pero los últimos estudios la describe más bien como oportunista que aprovecha cualquier fuente de alimento como insectos, anfibios, peces, carroña e incluso vegetales, dependiendo de la zona. En algunas zonas parecen haberse aprovechado de la introducción de especies foráneas para alimentarse de ellas como es el caso de la introducción del cangrejo americano (Procambarus clarkii).

Galápago europeo (Emys orbicularis)Su periodo de actividad comienza en primavera, adelantándose o retrasándose en función de la temperatura, con un máximo de actividad concentrado en abril-mayo. Dependiendo de la zona puede sufrir estivación en los meses más cálidos, si desciende mucho el nivel de agua, en zonas mediterráneas algunos individuos pasan las jornadas más cálidas semienterrados entre la vegetación. Posteriormente tienen otro pico de actividad en los meses de septiembre y octubre hasta el momento en que desciende la temperatura y se produce la hibernación.

Esta especie es activa desde primeras horas de la mañana, en las que realiza la termorregulación sobre troncos y otros objetos flotantes. Si es perturbada se lanza al agua, dirigiéndose al fondo donde se entierra en el lodo hasta que ha pasado el peligro.

Se han descrito dos subespecies para la península ibérica, E. o. fritzjuergenobsti para la zona del Levante, y posteriomente E. o. hispanica para el Parque Nacional de Doñana y alrededores. La validez de estas subespecies está en entredicho ya que hacen falta exámenes más exhaustivos y se combinen análisis taxonómicos con análisis genéticos, y se comparen con las poblaciones del centro y noroeste penínsular.

El futuro de esta especie no parece muy halagüeño ya que sufre los mismos problemas de todos aquellos animales ligados a los medios acuáticos, con la destrucción generalizada de hábitats y pérdida de poblaciones. Existen varios factores que amenazan seriamente su futuro:

  1. Destrucción de sus hábitats por desecación, aterramiento o vertido de residuos.
  2. Construcción de infraestructuras que fragmentan sus hábitats e impiden el intercambio genético.
  3. Introducción de especies exóticas que compiten por el alimento y el hábitat.

En Cataluña, Burgos, Galicia y otras zonas parecen haberse reducido las poblaciones de esta especie, lo que ha motivado que se realicen estudios y planes de manejo de esta especie.

El futuro de esta especie pasa por una protección efectiva de su hábitat, así como por proyectos de reintroducción que estabilicen sus poblaciones.

Vídeo

Libros

 
 



RSSSuscripción a las novedades por RSS

Mail RSSSuscripción a las novedades por correo-e

Noticias

Fuente: Quercus 

La publi

Servidor monitorizado por Minos TN
 

Suscríbete a nuestra RSS  Suscripción a las novedades mediante RSS


Suscripción por correo-e:  
Gracias a FeedBurner