Animales de España y Portugal: Especies, ecosistemas, artículos...
Suscríbete a nuestra RSS
 
¿Quiere ver aquí su publicidad?
HomeMamíferosPequeños carnívoros → Comadreja (Mustela nivalis)

Comadreja
Mustela nivalis

por Jano Creaciois

Descripción

Comadreja (Mustela nivalis)Es el representante más pequeño de los mamíferos carnívoros perteneciente a la familia de los mustélidos. Su cuerpo es pequeño, esbelto, alargado y flexible, muy similar al Armiño (mustela erminea), aunque más pequeño y sin la punta de la cola negra. La cabeza es aplanada, con el rostro muy corto, las orejas pequeñas y redondeadas, ojos y nariz oscuros y el cuello largo. Las patas son cortas, y están provistas de 5 dedos cada una. La cola es también corta, midiendo menos del 25% de la longitud de la cabeza y el cuerpo juntos (LCC).

La medida de la Comadreja puede variar entre 15 y 33 centímetros, más su corta cola que puede medir entre 4 y 13 cm. El peso del macho varía entre 60 y 170 gr., y el de la hembra entre 40 y 65 gramos.

La coloración de la espalda es pardo canela o pardo rojizo, siendo durante el invierno de un color pardo más intenso. El vientre es de color blanquecino en el que suelen existir 2 pequeñas manchas marrones. La cola es del mismo color que la espalda, y no presenta la punta negra. La unión entre la coloración de las partes superiores y de las inferiores se puede producir mediante una línea recta que junto con el color de los pies traseros blancos, nos encontraríamos con la subespecie Mustela nivalis ibérica; si por el contrario la linea de unión de las coloraciones superior o inferior es irregular y el color de los pies traseros no es blanco, nos encontraríamos ante la Mustela nivalis nivalis. Existen también ejemplares de coloración totalmente blanca (albinismo), en cuyo caso se debe observar que la punta de la cola no es negra, para poderla diferenciar del Armiño con pelaje invernal.

Las hembras son de tamaño considerablemente inferior a los machos, y además poseen 4 pares de glándulas mamarias.

En cautividad puede durar entre 8 y 10 años, pero en libertad no suele sobrepasar los 3 años, siendo lo más común que vivan como mucho 1 año.

La Comadreja posee un total de 34 dientes, presentando en la mandíbula superior 6 incisivos, 2 colmillos, 6 premolares y 2 muelas, y en la inferior otras 2 muelas más.

Hábitat y distribución

La Comadreja se adapta a todo tipo de suelos, prefiriendo los campos de cultivo terrenos con matorral bajo, muros de piedra, matorrales cercanos a prados, en especial los terrenos no muy húmedos pero con agua cerca, rehuyendo de los bosques cerrados y de las zonas encharcadas. Normalmente vive cerca del medio humano, frecuentando construcciones humanas a menudo abandonadas.

El territorio ocupando por los machos suele tener unas dimensiones aproximadas de unas 34 hectáreas, y el de las hembras unas 12 hectareas.

Dentro de ese territorio, ubica su cubil, que en verano lo suele instalar entre piedras, muros, huecos de árboles, etc., y durante el invierno es frecuente que se instale en construcciones humanas abandonadas.

La Comadreja sirve de alimento a muchos otros animales, entre los que están las aves rapaces, tanto diurnas como las nocturnas y los carnívoros (lobo, zorro, gato montés, marta, garduña, turón, visón, etc.). Las crías de Comadreja pueden ser devoradas por grandes lagartos y culebras.

Figura como no amenazada en la Lista de ICONA, pero aparece reflejada en el anexo III del Convenio de Berna, con lo que de no tomar medidas para su protección, podría verse en peligro.

Reproducción

El periodo de celo abarca desde enero hasta principios de octubre, siendo durante la primavera la época más frecuente. Durante esta etapa, los machos se reúnen para perseguirse y pelearse, emitiendo agudos chillidos, siendo el macho vencedor el que se aparee con la hembra.

La hembra tiene una gestación aproximada de entre 34 y 37 días, no realizando ningún retraso entre la cópula y la fecundación de los espermatozoides.

El parto normalmente es de entre 4 y 8 crías, si bien pudieran nacer hasta un total de 19 crías, y puede tener lugar entre el mes de marzo y mediados de diciembre, siendo normal que nazcan entre mayo y junio. Pueden acaecer 1 ó 2 partos anuales, o incluso 3 si las condiciones fueran favorables.

Tras el parto, los machos abandonarán a las hembras.

Las crías nacen sin pelo, con los ojos cerrados, y pesan tan sólo entre 1 y 3 gramos. Entre los días 11 y 21 contarán con la dentadura de leche, que será sustituida por la definitiva entre la 4ª y 10ª semana. Cuando las pequeñas comadrejas tengan entre 26 y 32 días, abrirán los ojos, continuarán mamando entre 4 y 12 semanas, alternando a partir de las 3 ó 4 semanas estas comidas con carne. A partir del mes de vida, saldrán fuera de la madriguera para jugar, y poco después, entre la 6ª y 8ª semana, comenzarán a cazar.

Durante el verano o a principios del otoño, las jóvenes comadrejas se irán independizando, para alcanzar la madurez sexual a los 3 ó 4 meses. Los machos estarán completamente desarrollados entre los 3 y los 6 meses, y las hembras entre los 3 y los 4 meses.

Alimentación y costumbres

Es un animal muy voraz, la principal base de su alimentación son los roedores (ratones, topillos, ratas, lirones, etc.), pero también da caza a conejos, pájaros, grillos, saltamontes, miel, anfibios y reptiles, etc. Al parecer siente predilección por la sangre de sus víctimas, siendo ésta la primera sustancia que aprovecha al cazar algún animal.

Tanto el macho como la hembra son territoriales y solitarios, con excepción de la época de celo, durante la cual se pueden formar grupos familiares.

No tiene periodo de reposo invernal, por lo que se le observa durante los 12 meses del año. Su actividad transcurre tanto por el día como por la noche, con una cierta preferencia por la actividad al atardecer, siendo fácil observarla durante los días calurosos, con fuerte viento, o cuando cambia el tiempo.

Está provista de unos sentidos bien desarrollados destacando la vista adaptada a la visión diurna y nocturna, y el oído y el olfato de una destacada sensibilidad. Al parecer se siente atraída por los colores rojizos.

Se desenvuelve a la perfección en el medio que ocupa, desplazándose normalmente a saltos, sabe trepar y nadar, valiéndose de ello para pescar. Puede introducirse en todo tipo de madrigueras de roedores, donde les da caza dentro de sus galerías.

La Comadreja es un animal extraordinariamente curioso y audaz, es también muy voraz, pudiendo dar caza a animales de tamaño bastante superior al suyo, como es el caso por ejemplo de las liebres o los conejos.

Cuando se encuentra en peligro desprende un fuerte olor característico.

La huella de la Comadreja es pequeña, midiendo de ancho sobre 1 cm., y de largo sobre 1,4 centímetros. En ella normalmente sólo se aprecian 4 de los 5 dedos, estando presente en el talón, las impresiones de los 3 lóbulos. La huella trasera es de mayor tamaño que la delantera.

Los excrementos son largos y delgados, retorcidos, generalmente de color pardo oscuro o negruzco, y suele depositarlos en letrinas o a lo largo de los caminos que utiliza durante sus correrías.

Emite un potente grito, así como un silbido prolongado y, durante el celo, un penetrante "kri kri". También se le escuchan arrullos, ronroneos y bufidos.

Libros

 
 



RSSSuscripción a las novedades por RSS

Mail RSSSuscripción a las novedades por correo-e

Noticias

Fuente: Quercus 

La publi

Servidor monitorizado por Minos TN
 

Suscríbete a nuestra RSS  Suscripción a las novedades mediante RSS


Suscripción por correo-e:  
Gracias a FeedBurner